Modificaciones Orientadas a normar los documentos electrónicos en materia tributaria


Modificaciones propuestas por la ley

Los principales cambios son:

1. Se incorpora el “acuse de recibo” como mecanismo para hacer uso del crédito fiscal. De esta manera el comprador o beneficiario tendrá derecho a crédito fiscal en el periodo que realice el acuse de recibo electrónicamente.

A pesar de que este mecanismo ya estaba considerado anteriormente en la norma, la ley no contemplaba la obligación de dar el "acuse de recibo" como requisito para utilizar los créditos fiscales.

Si bien el cambio está orientado a mejorar el acceso al financiamiento para el vendedor. Sin duda, será de gran utilidad para facilitar el cumplimiento tributario, pues facilitará el correcto uso de los créditos fiscales recargados en documentos electrónicos.

No obstante lo anterior, se mantiene lo dispuesto en el artículo 24 de la Ley sobre Impuesto a las Ventas y Servicios, sobre la utilización del Crédito Fiscal dentro de los dos períodos tributarios siguientes al mes de emisión de dicho documento.

2. Los contribuyentes deberán emitir exclusivamente documentos electrónicos. Sólo las guías de despacho y las boletas de venta se podrán seguir emitiendo en papel.

Esta medida considera que todos los contribuyentes deberán obligatoriamente implementar el sistema de facturación electrónica.

No obstante la obligatoriedad exigida, se exceptúan de esta norma los contribuyentes que desarrollen su actividad económica en un lugar geográfico sin cobertura de datos, sin acceso a energía eléctrica o en un lugar decretado como zona de catástrofe. Para tales efectos, el SII (por medio de una Resolución) indicará los contribuyentes o grupos de contribuyentes que se encuentren en las situaciones antes descritas.

Entrada en Vigencia

La obligación de emitir facturas y demás documentos electrónicos entrará en vigencia en distintos plazos, dependiendo del tamaño y la ubicación de la empresa:

- Empresas en general, nueve meses de publicada esta ley en el Diario Oficial. (31 de julio de 2014)

- Empresas de menor tamaño cuyo ingreso en el último año calendario se encuentre entre 2.400 y 100.000 UF, domiciliadas en zonas urbanas, dieciocho meses contados desde la citada publicación (31 de julio de 2015)

- Empresas de menor tamaño, cuyo ingreso anual fluctúe entre 2.400 y 100.000 UF, domiciliadas en zonas rurales, veinticuatro meses desde la publicación en el Diario Oficial (31 de enero de 2016)

- Micro empresas cuyo ingreso en el último año calendario no supere las 2.400 UF y estén domiciliadas en zonas urbanas, veinticuatro meses desde la publicación (31 de enero de 2016)

- Micro empresas cuyo ingreso en el último año calendario no supere las 2.400 UF y se encuentre domiciliadas en zonas rurales, treinta y seis meses desde la publicación. (31 de enero de 2017)

La anterior clasificación de las empresas es conforme a las normas de la Ley N° 20.416